Juegos en línea: ¿Son legales en México?

Durante toda su historia, México siempre ha tenido una tradición de juegos de azar. Si a esto le sumamos una enorme población de más de 130 millones de seres humanos, es un mercado importante. Los antecedentes del juego mexicano se remontan a los aztecas, y tal vez incluso a los mayas. 

La historia cuenta que los nobles mayas jugaron un juego de pelota ceremonial que era visto como una batalla. En ella se enfrentaban los señores del inframundo contra sus rivales terrenales, los perdedores eran sacrificados a los dioses. Existen indicios de que, con motivo de este juego, se cruzaban apuestas entre algunos nobles.

Posteriormente, a comienzos del sigo XIX, la frontera mexicano-estadounidense se hizo famosa por los casinos. Esto fue consecuencia de la prohibición de los juegos de azar de los Estados Unidos. Esta situación se mantuvo hasta 1937, cuando el gobierno de México prohibió los casinos.

Posteriormente, con la promulgación de la ley relacionada con los juegos de azar que data de 1947, los casinos comienzan a trabajar con una legalidad “a medio construir”. Esta ley permitió algunos juegos de azar, aunque se mantuvieron algunas restricciones.  

Juegos en línea

Legalidad del juego en línea en México

Desde la promulgación de la ley de 1947, nada relevante se ha hecho para reglamentar en México la actividad de los casinos en tierra, y menos la de los casinos en línea. En la actualidad existen alrededor de 300 casinos, la mayoría de ellos en ciudades de fronteras o portuarias orientados al mercado turístico.

En el territorio de México el juego en línea ha tenido el mismo desarrollo que ha tenido de otras ciudades del mundo. De la mano de operadores internacionales como NetEnt, IGT y Kambi los casinos han evolucionado hasta ofrecer las versiones online de sus sitios de apuestas. Grupos mexicanos de juegos terrestres como Big Bola y Grupa Televiso están lanzando sus propios portales de juegos en línea. Para esta empresa cuentan, a menudo, con la participación de diseñadores internacionales de software.

En consecuencia, el online en línea en México es una industria en crecimiento. El Ministerio del Interior otorga licencias a más operadores internacionales todo el tiempo. Sin embargo, el estatus legal de la actividad aún permanece pendiente de definición y actualización. 

En la actualidad los casinos en línea son legales en territorio mexicano porque no existe ninguna ley que establezca que son ilegales. Por tanto, la actividad puede ser ejercida libremente sin exceder las limitaciones impuestas en las licencias emitidas por el gobierno. Todos los casinos online cumplen con estándares internacionales que se desprenden de las condiciones de su certificación.

Juegos en línea: ¿Son legales en México?

Conclusión

En pocas palabras, el juego en línea está permitido en México. Por lo tanto, los apostadores mexicanos son bienvenidos a unirse a casinos internacionales y otros sitios de apuestas en línea.

Sin embargo, el mercado de juego en línea no regulado continúa siendo una posibilidad que no debe ser desestimada. Los apostadores deben entonces estar seguros de la licencia de una plataforma de apuestas en particular antes de hacer un depósito.